El diagnóstico precoz “llevará a un tratamiento más efectivo y a un aumento de la supervivencia…”

El test molecular GynEC®-DX “permite detectar células neoplásicas en estadios de desarrollo muy precoces del cáncer de endometrio, lo que llevará a un tratamiento más efectivo y a un aumento de la supervivencia de las pacientes”, según afirmó la Dra. Elisabet Rosell, del Departamento de Ciencias Biológicas de Reig Jofre, durante la celebración del 11º Curso Diatros ‘Cuidando de la Salud de las Mujeres: Iniciativas y Retos’, que se celebró en Barcelona.

El diagnóstico molecular sobre muestras de aspirado endometrial puede descartar con un altísimo valor predictivo negativo el cáncer de endometrio en pacientes con riesgo”, explicó la Dra. Rosell. Este nuevo test permite cribar a aquellas pacientes “con sintomatología sospechosa de cáncer de endometrio, identificando a las pacientes que no lo padecen”, remarcó el Dr. Puig, quien añadió que “es una técnica no invasiva” en la que la muestra se obtiene mediante aspirado uterino.

“A diferencia de lo que ocurre en una biopsia de mama, o de lo que ocurre en una biopsia de colon, el aspirado endometrial capta muchísima parte del tumor, no solamente una zona estricta del tumor”, afirmó el profesor Francisco Javier Matías-Guiu, investigador del Institut de Recerca Biomèdica en Lleida y especialista en Anatomía Patológica.

El test de diagnóstico molecular desarrollado por Reig Jofre, a diferencia de los métodos convencionales, ofrece un diagnóstico más precoz, no depende de cómo se haya dirigido la toma de muestra siendo representativo de todo el epitelio endometrial y no depende de la variabilidad en la interpretación del clínico.

Ver articulo